Saltar al contenido

Ama y Odia a tu pareja; solo así serás Total




Antes que nada, es necesario comprender algo. Si el odio matase al amor y la ira matase a la compasión: entonces no habría ninguna posibilidad de que existiera el amor o la compasión.

Has vivido con odio durante muchas vidas, eso habría sido suficiente para haber matado a la compasión; pero el amor sigue allí. El odio no ha podido matar al amor, la noche no ha podido matar al día, la oscuridad no ha sido capaz de asesinar a la luz.

Tú no has amado realmente. El odio no es el problema. La oscuridad no es el problema, no tienes luz. Si hubiese luz la oscuridad desaparecería.

Con solo amar el odio no desaparecerá inmediatamente, el odio luchará; todo el mundo quiere sobrevivir. Cuanto más ames, más fuerte viene el odio. Pero el odio no mata al amor, al contrario hace que el amor sea más fuerte. Si amas a una persona en algunos momentos puede que la odies pero eso no destruye el amor, por el contrario le aporta riqueza.

¿Qué es el odio en realidad? Es la tendencia a alejarse, ¿qué es el amor? Es la tendencia a acercarse. El odio es la tendencia a separarse; es volverse dos independiente. El amor es volverse uno interdependiente.

Siempre que odias te alejas de tu amante, pero en la vida ordinaria es necesario es necesario alejarse para regresar denuevo. Es como cuando comes, tienes hambre y comes, el hambre se va porque has comido.

Cuando amas a una persona es como la comida; el amor es comida muy sutil, espiritual, nutre. Cuando amas a una persona el hambre se calma y te sientes saciado entonces comienza de pronto el movimiento para alejarte y te separas. Pero entonces te sentirás hambriento denuevo y querrás estar más cerca; comes y durante 5 o 6 horas te olvidas de la comida, no te quedas sentado en la cocina. Te vas y 6 horas después de pronto comienza a regresar el hambre.

El amor tiene dos caras; el hambre y la saciedad. Tú confundes el hambre con el odio; una vez que comprendas que no hay odio sino una sensación para crear el hambre, entonces el odio se vuelve parte del amor, entonces enriquece al amor, la ira se vuelve parte a la compasión.

Una compasión sin posibilidad de ira será impotente no tendrá energía. Una compasión con posibilidad de ira tiene fortaleza y vigor. Un amor sin posibilidad de odio se volverá rancio, entonces el amor parecerá una prisión; no puedes alejarte. Pero un amor con odio tiene libertad, nunca se vuelve rancio. Debería ser un ritmo como el día y la noche; el hambre y la saciedad, la vida y la muerta.

La belleza está en la totalidad, un odio es bello como el amor total; una ira total es bella como la compasión total.La ira sola se vuelve feo; el amor solo se vuelve feo.

Has de pensar que el odio está en contra del amor; no es así, son complementario. El descanso no está en contra del trabajo o que la noche está en contra del día. Son complementarios. Forman un todo perfecto.

 Después de la tormenta viene la calma; después del odio los amantes están frescos denuevo para caer el uno con el otro; complemtamente frescos como si se hubieran encontrado por primera vez. Se encuentran una y otra vez como vez primera. Los amantes siempre están encontrándose por primera vez. Si te encuentras por segunda vez el amor ya se está volviendo viejo, rancio, aburrido. Los amantes que se enamoran siempre cada día se mantienen frescos jóvenes. Miras a tu mujer y ni siquiera puedes reconocerla, miras a tu esposo y parece un extraño; te enamoras denuevo. 

El odio no destruye el amor, solo destruye su ranciedad, es una limpieza. Si lo comprendes estarás agradecido, y si estás agradecido has comprendido; ahora nada puede destruir tu amor, ahora estás realmente enraizado por primera vez. No mires a la vida como una dualidad, como un conflicto. No lo es. Es una totalidad, es un rompecabezas, todas las cosas encajan en ella; es una bella totalidad.

Si me dieran a elegir en un mundo sin odio; yo no lo elegiría: sería un mundo absolutamente aburrido, estaría muerto. Puede que fuese dulce, pero sería demasiado dulce, anhelarías la sal que le da sabor; porque la compasión sola sin ira, no tendría vida. El opuesto aporta la tensión.

Buda fue un samurai, debió haber tenido una vida llena de ira y de pronto la compasión. Todos los grandes profetas antes de la no-violencia provenían de una raza samurai guerrera; todos ellos hablan de la compasión pero conocen la violencia. Pero solo alguien que ha vivido la violencia tiene una compasión sólida.

Recuerda, si los extremos luchan dentro de tu corazón, lo elijas, permite que ambos estén allí. Se consciente, no crees una lucha, deja que estén allí. el mundo entero dice: “Ama, no odies” Pero ¿cómo puedes amar sin odiar? Dice Jesús “Ama a tus enemigos” Yo te digo Odia a tus amantes también y no tengas miedo, y poco a poco verás que no hay diferencia entre tu enemigo y tu amigo. Ambos son necesarios, con los dos tendrás dos alas y solo entonces podrás volar.