Saltar al contenido

¿Cómo Detener la Mente?

COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!



Aprende a Detener la Mente y Tiempo de tu vida y serás Total

Primero hay que comprender, que si miras al reloj: Hay pasado y hay futuro. No hay presente. Tu reloj nunca dice lo que es el presente, no puede decirlo, porque apenas lo dice ya es pasado. Así que las manecillas del reloj se mueven del pasado al futuro. No hay presente en tu reloj. No puede haberlo. El presente no forma parte del tiempo. La gente aprende en las escuelas o en las universidades que el presente es parte del tiempo. Eso es absurdo!

El presente no es parte del tiempo. Has oído repetir tantas veces que el tiempo está dividido en tres: pasado presente y futuro, que se ha convertido en un condicionamiento de tu mente. El tiempo sólo tiene dos divisiones: pasado y futuro.

Entonces ¿dónde está el presente? El presente está en ti. Si miras fuera encontrarás el pasado y el futuro; sin miras dentro encontrarás el presente y siempre el presente. No hay pasado y no hay futuro. No puede haberlos. Si entras en tu interior, entras en la eternidad del presente. Si miras hacia afuera entras en el pasado o entras en el futuro.

Si vives una vida completamente despierta de pronto vives en la eternidad, en la intemporalidad. Te has convertido en el todo. Ahora no existe tiempo para ti.

Tú tienes las dos posibilidades: puedes vivir en el tiempo,  entonces vives como la mente. La mente es el tiempo, pero la mente divide la vida en pasado presente y futuro. La mente es el factor divisor, es un gran analista, un gran diseccionador, lo disecciona todo. Puedes vivir la vida a través de la mente entonces vives en el tiempo. Pero puedes vivir la vida directamente,  puedes vivir la vida en forma inmediata, sin mente. Puedes poner la mente de lado entonces vives la vida sin tiempo. Eternamente. Entonces no hay pasado, no hay futuro, solo presente.

El pasado es ese presente que no puedes ver, y el futuro es ese presente que aún no puedes ver. El pasado es ese presente que se ha ido más allá de ti, más allá de tu percepción,  y el futuro es ese presente que aún no ha entrado en los límites de tu percepción.

Tienes dos posibilidades: puedes existir a través de la mente entonces estás limitado. Es igual que si estás mirando hacia el cielo por una ventana. El marco de la ventana se convierte en el marco del cielo. Del mismo modo, el marco de la mente se convierte en el marco de tu mundo. Luego saltas por la ventana y sales bajo el cielo entero. Ahora no hay marco.

En la pintura francesa está surgiendo un nuevo culto, el de las pinturas sin marco. Es un bello fenómeno porque todos los marcos son falsos. En la vida todo existe sin marco. Pero cuando pintas un cuadro le pones un marco. Ese marco es lo más falso y la ironía es que a veces la gente compra marcos tan hermosos y decorativos, que incluso el cuadro es menos costoso que el marco. El marco es más costoso y preciado. La vida existe sin marco. Tomas una fotografía e inmediatamente un marco entra en la existencia. Todos los marcos son de la mente la mente.

En una profunda meditación, la mente ya no está inmiscuida. Sigue funcionando al principio pero poco a poco, cuando no la escuchas, detiene su charla. Cuando ve que nadie le presta ninguna atención, se para. La mente es como un niño, ¿has visto a un niño hacer esto? Cuando se cae primero busca a su madre para ver si está cerca  por alguna parte. Si está, entonces llora. Si no está entonces simplemente se levanta y empieza a jugar de nuevo. Porque sería inútil hacer otra cosa. Nadie está prestándole atención. Y a veces sucede que después de media hora aparece la madre, y él se pone a llorar. Es absurdo pero lógico. Cuando llega a la madre ya no duele, pero tiene sentido llorar y gemir por el dolor que ya no existe; porque se espera que la madre presté atención.

Cuando la mente se para eres inmediato, enfrentas la vida directamente. Entonces no hay mediador, la percepción es clara pura, estás en la eternidad.




COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!