Saltar al contenido

Cómo convertirte en un verdadero Sabio




Trata de comprender estas dos dimensiones: la dimensión de la perfección y la dimensión de la totalidad. Con la perfección, el ego puede vivir perfectamente, de hecho no puede existir sin la dimensión de la perfección, el ego siempre está intentando ser más y más perfecto, y cuando quieres ser perfecto tienes que elegir, no puede ser total. Si quieres ser sabio tienes que elegir, tienes que desprenderte de tu necedad y tienes que luchar contra la ignorancia; y si quieres ser perfectamente sabio tendrás que eliminar todas las posibilidades de necedad, de ignorancia, de locura.

Pero un hombre total es completamente diferente,  él es sabio en su necedad, es necio en su sabiduría, sabe que es ignorante esa es su sabiduría. Los opuestos se encuentran en él.

Dice Lao Tse “Todo el mundo parece sabio menos yo, yo parezco un tonto” Todo el mundo intenta ser sabio, intenta ser erudito, intenta ser inteligente para ello eliminan esconden y suprimen la necedad pero la necedad tiene una belleza propia.  Si puede estar unida con la sabiduria, entonces la sabiduría es total y los sabios más grandes en la dimensión de la totalidad son siempre necios también, son tan simples y tan inocentes que parecen necios.

A mucha gente Lao tse les debía parecer tonto y lo era, era las dos cosas y esa es la dificultad, porque la mente busca la perfección, ¿quien irá a Lao Tse? Nadie quiere ser tonto y sabio. Y ni siquiera puedes comprender la manera en que alguien puede hacer las dos cosas, ¿cómo se pueden ser las dos cosas a la vez?

Se cuenta que un místico sufí estaba viajando y llegó a una ciudad, su fama había llegado hasta allí antes que él, su nombre era ya conocid,o así que la gente se reunió y dijo “predicanos algo”, el místico dijo “yo no soy solamente un sabio, soy también un necio, se sentirán confusos con mis enseñanzas así que es mejor que me permitan seguir callado” Pero cuanto más trataba de evitarlos, más insistía la gente y más intrigados se sentían por su personalidad finalmente se dio y dijo “el viernes que viene iré a la mezquita”

Era un pueblo mahometano luego pregunto y ¿de qué quieren que hable? ellos dijeron de Dios por supuesto… y cuando llegó estaba reunido todo el pueblo porque había causado una gran sensación…. desde el púlpito preguntó, ¿saben algo acerca de lo que voy a decir sobre Dios? Por supuesto que los del pueblo replicaron “no, no sabemos lo que vas a decir” así que les dijo “entonces es inútil porque si no lo saben en absoluto no podrán comprender, se necesita un poco de preparación pero ustedes no están preparados en absoluto, será inútil así que no hablaré” y se fue de la mezquita…

Los del pueblo no tenía ni idea de qué hacer y le persuadieron para que volviera, el viernes siguiente, y preguntó lo mismo  “¿saben de lo que les voy a hablar?” esta vez los del pueblo estaban preparados y dijeron

“Sí por supuesto”

Así que él les dijo “entonces no hay necesidad de hablar,  si ya lo saben se acabó ¿por qué molestarme innecesariamente y hacerles pero su tiempo?” y se fue de la mezquita. Los del pueblo estaban completamente desconcertados no sabían qué hacer con este hombre, pero ahora su interés les estaba volviendo locos, ese hombre debía ocultar algo, así que volvieron a persuadirle de algún modo fue y de nuevo preguntó la misma cuestión “¿Saben de lo que voy a hablar ahora?” Los del pueblo se habían vuelto aún más sabios y replicaron: “la mitad de nosotros sabemos y la otra mitad no” el místico dijo “entonces no hay necesidad de que hable,  los que saben pueden decírselo a los que no saben” 

Este es un hombre sabio y necio,  parece necio pero es muy sabio en su necedad, parece muy sabio pero se comporta como un necio. Si comprendes la vida cuanto más profundices, más profunda será la comprensión de que merece la pena elegirlo todo. Esto significa que no hay necesidad de elegir, la elección diseccionar a él todo lo que consigas será fragmentario y estará muerto. La sabiduría y la necedad van juntas en la vida, si las disecciones es la sabiduría quedará separada y la necedad quedará separada, y ambas quedarán muertas. El arte más grande de la vida es dejarlas crecer juntas en un equilibrio tal que tu sabiduría lleve una cierta cualidad de necedad, y tu necedad lleva una cierta cualidad de sabiduría, entonces eres total.