Saltar al contenido

Cómo Dejar de Aplazar las cosas

posponer aplazar cosas hacer

Cómo evitar aplazar nuestras cosas

A pesar de todas nuestras ocupaciones, debemos aprender cómo no aplazar lo esencial, algo que hacemos frecuentemente debido a un exceso de obligaciones.

Un exceso de ocupaciones puede conducir a aplazar las cosas que dan sentido a la vida. Por eso cada persona debería saber priorizar las que resultan esenciales para ella y llevarlas a cabo.

Algo tan común, humano y trivial en apariencia como aplazar las cosas puede ser más importante de lo que imaginamos. Tanto, que los psicólogos llaman bautizado este modo de funcionar en su forma más extrema da como la palabra procrastinación, una actitud que puede conducir al círculo vicioso del inmovilismo y el miedo a decidir y tomar las riendas de la propia vida, llevando a pensar que el mundo es demasiado duro para nosotros.

Reglas para aprender a priorizar tus cosas

Es muy fácil que las cosas que debemos realizar con urgencia nos causa estrés y ansiedad. Pero esto se puede evitar. Nuestras diversas tareas pendientes pueden agruparse en cuatro cuadrantes.

  • Lo urgente e importante (urgencia médica, trabajo con fecha de entrega)
  • Lo no urgente e importante (urgencia médica, trabajó con fecha de entrega, etc)
  • Lo urgente no importante (interrupciones..)
  • Lo que no es urgente ni importante.

El cuadrante 2 es el que da calidad a la vida y dónde se planifica a largo plazo. Olvidarlo conlleva estrés y crisis. Para priorizarlo, analiza en qué ocupaciones reparte su tiempo. ¿Te parece correcta la distribución? Distingue entre lo urgente y lo importante preguntando: ¿Si hago esto qué consigo?

Haz una lista con tres cosas que dan sentido a tu vida. Programa una semana cometas del cuadrante 2. Saca tiempo de los cuadrantes 3 y 4.

[ También te puede interesar: Beneficios de beber nuestra propia orina ]

Cómo afrontar las cosas pendientes

Haz una lista con las cosas que deberías hacer y que nunca realizas:

  • Poner en orden tu casa.
  • Arreglar algo que se estropeo hace tiempo.
  • Apuntarte a un curso de idiomas.
  • Ir al gimnasio.

Establece un compromiso personal para cumplir, al menos un día a la semana, con una de esas cuestiones. Ponte metas realistas

  • Anota la fecha exacta en que vas a realizar esas tareas y no te traiciones.
  • No esperes a estar inspirado para pasar a la acción. La inspiración normalmente es el resultado del esfuerzo y el trabajo.
  • Primero lo esencial. Haz las cosas según el orden de importancia que tengan para ti y resuélvelas de la forma más inmediata posible.
  • Hechos y no palabras. Deja de pensar. Lo mejor es que te organices de manera que, cada día o cada dos días, hagas esas llamadas que se quedan en un mero pensamiento.
  • Tengo un detalle con la persona que tanto te ayudó.
  • Cuídate. Dedícate a ello al menos un día a la semana. Para rendir en el trabajo y tener una relaciones afectivas saludables es esencial prestarse atención a uno mismo. Recibir un masaje o practicar algún ejercicio suave como yoga sería lo ideal porque otorga confianza a la hora de realizar los objetivos.
  • Perdona y olvida cosas pasadas. El resentimiento causa amarguras y nos convierte en sus prisioneros.
  • Habla con tu pareja inmediatamente si tienes quejas o cosas que exponerle que no te gustan o con la que no estás de acuerdo. No critiques sus actos, empieza explicando cómo te sientes.

[ También te puede interesar: ¿Cómo decir No? ]

¿Cómo Dejar de Aplazar las cosas?

Es difícil, pero cada persona tiene que Establecer un equilibrio entre lo urgente y lo que finalmente es prioritario para ella.

Se trata de aprender a no aplazar lo esencial, venciendo la pereza y afrontando de cara y con valentía las cuestiones pendientes. El esfuerzo vale la pena para la satisfacción y la paz que sentimos tras realizarlo.

Cómo dejar de posponer las cosas

  • El obstáculo de muchas personas es que posponen continuamente cosas que deberían hacer ya, por lo que nunca empiezan.
  • Normalmente detrás de este obstáculo ahí escondida alguna clase de autolimitación o miedo.
  • Por lo general solemos posponerlo que no consideramos urgente hasta que el tiempo se nos viene encima.
  • Entonces nos volvemos locos corriendo a hacer De cualquier manera algo que debería estar hecho hacía tiempo.
  • Pero realmente en lo que deberíamos entrar nuestra atención siempre es en lo que es importante pero no urgente, para evitar estar siempre a la carrera y haciendo las cosas mal (ya que generalmente en las prisas se pierde efectividad).
  • Veamos 4 consejos que te ayudarán a dejar de posponer.

Organiza tu tiempo u Evita Aplazar las cosas

  • El tener tu tiempo definido y organizado es importante para evitar la posposición.
  • Lleva una agenda y prefija ya el momento y duración más adecuada al que vas a dedicar tus tareas.
  • Una estrategia que se sigue para esas tareas no urgentes pero que no paramos de posponer, con lo cual nunca llevamos a cabo o bien acabamos haciendo aprisa y corriendo, es ocupar un lugar en la agenda que llames “otras tareas”.
  • Cuando un cliente un plan falla aprovechas para sacar de esta lista alguna de las tareas.

Empezar a hacer tus Cosas

No tienes que ser excelente para empezar, pero tienes que empezar para ser excelente.

  • Algo que se ve en muchas personas, es que parece que están esperando una inspiración divina para entrar en acción.
  • Entra en acción ya, sin pensar en más, la acción es lo que te llevará a tu éxito.
  • Compórtate como si ya hubieras conseguido tus metas y estarás en el camino.
  • Entra en movimiento y por inercia te será más fácil seguir en movimiento.

[ También te puede interesar: ¿Cómo Eliminar los Pensamientos Negativos?  ]

DEJA DE POSPONER TUS COSAS APLAZAR
DEJA DE POSPONER TUS COSAS APLAZAR

Comenzar el día con lo que te resulte más difícil

  • Cuando organizas tu agenda del día, Procura dentro de lo posible poner en primer lugar las tareas que más te cuesta llevar a cabo.
  • Gracias a esto logrará seguir con el resto de las actividades con mucha facilidad y rapidez, puesto que ya habrá salido de lo difícil.
  • Además cuando veas que te has quitado de encima lo más complicado, te sentiras estupendo, lo cual provocará que lleves a cabo el resto de las tareas con mayor rapidez y efectividad.

Date un Premio cuando Hagas tus Cosas

Antes de hacer esta tarea que tanto te cuesta y no paras de posponer, define un premio para darte cuando logres ejecutarla. Esto generará una emoción que te ayuda a realizarla.

  • Elige algo que te apetezca mucho. Esto te motivará a hacerla aunque sea por lograr ese premio.
  • El premio puede ser cualquier cosa: Cómo salir con sus amigos, comprarte eso de lo que te llevas privando hace mucho tiempo, un paseo por la playa, etc.
  • Cualquier cosa Vale, siempre que sea algo que te motive.

Sigue estas estrategias y deja de posponer de una vez. Mientras pues pones estás provocando un estancamiento. Provoca la inercia entrando en acción y lo demás llegará solo.

Si mi página te ha gustado, déjame un comentario para saberlo.
Te envío un gran Abrazo virtual!. Namaste!

compartir-whatsapp

Déjame un comentario