Saltar al contenido

Cómo elaborar Aceites Mágicos

Cómo elaborar Aceites Mágicos

Aprende a fabricar escencias mágicas o aceites mágicos que puedes utilizar para rituales mágicos o para atraer lo que desees: Salud, Dinero y Amor.

Cómo elaborar Esencias Mágicas o Aceites mágicos

Todos podemos fabricar las esencias mágicas que pueden transformar nuestras viñas, sólo se necesita un poco de paciencia y buenas instrucciones, entre las que el elemento fundamental que hay que considerar es el estado de la Luna.

Si lo que queremos es aumentar un hechizo, un sentimiento o un estado debemos recolectar las plantas o flores cuando la luna esté creciente.

Si lo que queremos es que algo disminuya en fuerza o en intensidad, se deberá hacer con la luna menguante, y para realizar una Transformación, conseguir un nuevo proyecto o un nuevo estado la luna ha de ser nueva.

El cuidado con que debemos tratar a nuestras plumas durante su crecimiento es fundamental, por ello siempre será más beneficioso que seamos nosotros mismo los que las plantemos, en lugar de comprarlas. Hay que tener en cuenta que las plantas son seres vivos como los seres humanos y como tales se han de tratar con respeto. 

Es recomendable utilizar en cada esencia una sola planta, con el fin de conseguir la planta madre más auténtica, que es la sustancia más preciada del proceso.

Depositar las hojas y tallos o flores, que deben ser frescos, no secos, en un frasco de cristal. Se añade el alcohol de 60° o 96°, hasta cubrir enteramente las plantas.

Ahora comienza la paciente labor de dejar que el alcohol se haya evaporado completamente. Una vez que se haya eliminado se procede a retirar los restos de hojas y fallos.

En el fondo del frasco se verá cómo se ha formado una mezcla oscura, de tono marrón, parecida a una costra o un pequeño residuo, que es la llamada esencia madre, es decir, el aceite que ha desprendido la planta gracias a la ayuda del alcohol.

Para poder trabajar con la esencia madre se debe añadir en este paso aceite de almendras dulces. Este aceite es el recomendado porque no desprende olor y tiene muchas propiedades curativas a su vez. A continuación se ha de proceder a remover el aceite e intentar desprender la esencia madre con una cuchara de palo o cualquier otro instrumento de madera, nunca de metal o plástico.

Una vez realizado este proceso, se deja reposar la mezcla que estará lista cuando se observe un color homogéneo y que ésta desprende un agradable y perfumado aroma.

Entonces será cuando ya tengamos la esencia madre que debe dejarse guardada en una botella de cristal con un tapón de corcho. Si no se va a utilizar inmediatamente será aconsejable sellar con cera.

Para lograr una mayor duración de la esencia madre, se pueden hacer disoluciones de la misma, es decir, sacar más aceites de ella, lo que se conseguirá añadiendo unas siete gotas de esta esencia madre en otro frasco de cristal y rellenándolo, seguidamente, con más aceite de almendras dulces.


Formas de usos de los aceites esenciales o Esencias Máginas

Los aceites esenciales pueden utilizarse principalmente en:

  • Masajes. Diluidos en aceite portador
  • Baños de inmersión. se agregan 10 gotas diluidas dentro de una bañera llena de agua y se toma el baño.
  • Inhalación. Se agrega una gota de esencia por cada 10 centímetros cúbicos de agua caliente y se hace inhalaciones.
  • Colgantes y vasijas. Transmiten el aroma natural permanentemente en el ambiente.
  • Difusor de aromaterapia. Cinco gotas de esencia en un cuenco de aromaterapia.
  • Nebulización. Una gota de la fórmula en 10 cm de suero.
  • Ingestión. Una gota de la Fórmula prescrita en una cucharada de miel de abeja.
  • Pediluvio. 10 gotas de esencia durante 15 minutos en agua tibia

Si mi página te ha gustado, déjame un comentario para saberlo.
Te envío un gran Abrazo virtual!. Namaste!

compartir-whatsapp

Déjame un comentario