Dieta Preventiva Contra el Cáncer

Dieta preventiva contra el cáncer

En esta página vas a aprender qué alimentos son recomendamos si tienes Cáncer. Come saludable con Dieta preventiva contra el cáncer.


Si has llegado a esta página es porque probablemente sufras de Cáncer o tengas un familiar con esta dolencia.

Una de las formas de sanarte es cambiando los hábitos alimenticios. La clave es sanar desde adentro (lo que comemos)

Antes de decirte la mejor Dieta preventiva contra el cáncer. Te repito algo que siempre les digo a las personas enfermas. Cuando comas, hazlo sin distracciones, sin televisión, hazlo tranquilo y en silencio, o con tu música preferida.  También debes masticar muy bien tus alimentos, tómate tu tiempo. Si masticas bien tus alimentos le estás ayudando a tu sistema digestivo. Estos simples consejos pueden evitar muchas enfermedades. Visita el resto de mi blog si quieres saber más consejos.


Índice

    Dieta preventiva contra el cáncer

    Una larga lista de tipos de cánceres frecuentes, parecen estar estrechamente relacionados con la alimentación.

    Las estadísticas más drásticas, revelan que hasta un 30% de éstos, podrían tener relación directa con el tipo de alimentación que llevamos, por lo que una dieta más sana, variada y equilibrada, es una medida eficaz de prevención primaria del cáncer y otras enfermedades.

    Para la ciencia médica no es tan fácil determinar con precisión cuáles son los tipos de cáncer relacionados con la alimentación, ni cuáles de sus componentes son los causantes de las alteraciones.

    • Sin embargo, el exceso de grasas saturadas y de origen animal, se asocian con cámaras de mama, colon, próstata, recto y endometrio.
    • La cafeína ha sido vinculada con algunas formas de cáncer, en especial el de vejiga.
    • La obesidad y el exceso de calorías, aumentan el riesgo de sufrir cáncer de mama, colon, próstata, endometrio, riñón, cérvix y tiroides.

    El abuso de alcohol se asocia con el cáncer de pulmón, mama, recto y cavidad oral, mientras que los alimentos salados, ahumados y adobados, aumentan la incidencia de cáncer de estómago y esófago.

    Organizaciones de salud como la Sociedad Americana del Cáncer, se han pronunciado al respecto y han emitido una serie de recomendaciones en cuanto a hábitos alimenticios:

    • Reduce la ingesta de grasa a menos del 30% de las calorías totales de la dieta, disminuyendo el consumo de comidas rojas, mantequilla y grasas animales. Sustituye por carne magra, pescado, pollo sin piel y derivados lácteos desnatados. Cocine los alimentos hervidos, asados, cocidos o al vapor.
    • Aumente el contenido de la fibra de la dieta 20-30 gramos al día: Incluya fibra dietética en todas sus formas: pan y cereales integrales, verduras y hortalizas, legumbres, tubérculos y frutas, sobre todo coliflor y col de Bruselas.
    • Reduzca o elimine el consumo de alcohol y tabaco.
    • Minimice el consumo de alimentos ahumados, muy tostados o curados, muy condimentados, en salazón y/o en vinagre.
    • Evite comidas o bebidas muy calientes.
    • Para freír y aliñar ensaladas y otros platos, utilice de preferencia aceite de oliva.
    • Evite la obesidad.

    Aunque la alimentación no es el único factor causal de cáncer que debemos tener en cuenta, yo que en casi todas las patologías se combinan diversos factores genéticos, ambientales y comportamentales, como medida de prevención primaria siga estos consejos.


    Dieta preventiva contra el cáncer

    Revisaremos brevemente los principales factores dietéticos que se han relacionado con el cáncer para su prevención.

    Grasas y obesidad

    La dieta rica en grasas saturadas favorece el desarrollo de cáncer de mama, tanto espontáneo, corno producido por productos químicos, lo que podría ser debido a que las grasas saturadas determinan cifras elevadas de estrógenos (un tipo de hormonas sexuales femeninas) circulantes. De forma más vaga, Ia dieta rica en grasas y el sobrepeso también se han relacionado con cáncer de colon, ovario, útero (endometrio) o páncreas.


    Fibras, frutas y vegetales

    Se ha propuesto que la dieta rica en fibra vegetal puede reducir el riesgo de padecer cáncer de colon, lo que podría deberse a que al aumentar el volumen y velocidad del tránsito de las heces, se reduce la concentración y el tiempo de exposición a carcinógenos en el intestino.


    Carcinógenos en la comida

    Los alimentos pueden contener sustancias cancerígenas naturales, como la cafeína, relacionada con el cáncer de vejiga, hongos como la aflatoxina relacionada con el cáncer de hígado, contaminantes de residuos industriales o pesticidas.

    El consumo de nitratos se ha relacionado con el cáncer de estómago; los nitratos se reducen a nitritos por las bacterias del tubo digestivo, con producción de unas sustancias de efecto cancerígeno llamadas nitrosaminas.

    Los pescados congelados y ahumados y las carnes curadas son especialmente ricas en nitrosaminas.

    También se ha señalado que el consumo de carnes a la brasa genera hidrocarburos aromáticos, que son cancerígenas. Además, muchos alimentos contienen estos hidrocarburos aromáticos policíclicos, como el bonito ahumado, el aceite de coco y las salchichas.

    Te puede interesar: Tratamiento para el Cáncer con Jugoterapia


    Alcohol

    El 90% de la población consume alcohol, que podría actuar como un co-carcínógeno, no directamente sino a través de su metabolito el acetaldehído.

    El alcohol se ha vinculado con muchos cánceres asociados al Tabaco, faringe, laringe, esófago, con el cáncer de hígado, y de forma menos consistente, con el cáncer de mama y de colon-recto.

    También se ha propuesto que el vino tinto a muy bajas dosis podría tener efecto protector además de sobre las enfermedades cardiovasculares, sobre algunos tumores.


    Vitaminas

    Los befa-carofenos precursores de la vitamina A, presentes en vegetales de hojas verdes y frutas y vegetales amarillo-naranja, tienen propiedades antioxidantes y podrían proteger fren‘re al cáncer de pulmón.

    • La vitamina C (ácido ascórbico) reduce los nitritos, evitando la formación de nitrosaminas.
    • La vitamina E también evita la formación de nitrosamines e impide la oxidación de las grasas insomordas.

    Sin embargo, no existe evidencia de que los suplementos de ninguna vitamina puedan prevenir ningún tumor en concreto.

    Así, se pueden dar algunas recomendaciones dietéticas, según los conocimientos actuales:

    • Consumo diario de frutas y vegetales.
    • Consumir 20-35 gr de fibra al día. Ajustar el ejercicio físico a la ingesta, manteniendo el peso corporal.
    • Limitar el consumo de alcohol y el consumo de grasas.
    • Menos del 30 % del aporte calórico total, y a expensas de mono-insaturadas.
    • Las grasas saturadas no deben superar el 10% de calorías totales.
    • Las grasas poliinsaturadas no deben superar el 6% de calorías totales.
    • Reducir el consumo de salazones y ahumados.

    Si mi página te ha gustado, déjame un comentario para saberlo.
    Te envío un gran Abrazo virtual!. Namaste!

    Dieta preventiva contra el cáncer, Dieta Preventiva Contra el Cáncer

    1. Romina dice:

      ¿Cuáles son los tratamientos alternativos para el cáncer que vale la pena probar?
      Acupuntura. ...
      Aromaterapia. ...
      Ejercicio. ...
      Hipnosis. ...
      Masaje. ...
      Meditación. ...
      Terapia musical. ...
      Técnicas de relajación.

    Déjame un comentario

    Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia.