Saltar al contenido

Dios y la Existencia se parece más a una mujer que a un hombre




Para Lao Tse siente que la naturaleza de la existencia es más como una mujer que como un hombre, porque el hombre sale de la mujer y la mujer sale de la mujer; incluso podemos descartar al hombre pero no a la mujer. La mujer parece ser un elemento básico. La mujer parece ser más elemental, más natural, el hombre tiene algo innatural.

Si preguntas a los biólogos dicen que el hombre tiene un profundo desequilibrio en su biología, y la mujer es simétrica y equilibrada, por eso parece más bella.

Una mujer es un fenómeno más equilibrado por eso nunca trata de inventar algo, de crear algo, de hacer algo, de estar activa. El hombre siempre tiene que hacer algo para probar lo que es; no puede aceptarse a sí mismo, no puede simplmente ser y disfrutar. Tiene que ir a la luna o a la cima sel Everest, se convierte en un aventurero, en un científico, tiene que hacer algo. Hay un profundo desiquilibrio, no puede simplemente sentarse y ser.

Una mujer disfruta siendo y es feliz con las cosas pequeñas, no anhela la luna.

Si preguntamos a las esposas de los astronautas simplemente no pueden creerlo, ¿por qué? Por qué exponerse en morir innecesariamente?

Si el mundo se dejase a los hombres no habría casas, solo tiendas de campañas como mucho y estaría de un lado para el otro, no puede quedarse en un sitio, algo en lo profundo de él lo fuerza a moverse; no está equilibrado y este desequilibrio es su locura.

Mira a la mujer, está equilibrada, sus necidades son claras: alquien a aquien amar, alguien que la ame, cariño, un hogar y se acabó. No se preocupa por nada. Ninguna mujer ha creado ninguna ciencia. Ninguna mujer ha fundado ninguna religión.

¿Por qué todas las religiones han sido creadas por hombres? Porque el hombre está tenso, tiene que hacer algo. Si se frustra con este mundo tiene que hacer algo.. Nunca está aquí y ahora. No puede estar aquí y ahora.

Mira a los árboles, a los pájaros cantando, a los ríos fluyendo, mira a todo tu alrededor y observa y encontrarás más femeneidad en todas partes. Todo parece perfecto en este momento. Los árboles y pájaros no están preocupados por el futuro.

Nada parece tener prisa, por eso sucede todos los días que el hombre está tocando la bocina en la calle y la mujer continúa diciendo desde la ventana “Ya voy, es solo un minuto”

Las mujeres no tienen sentido del tiempo, tienen el reloj de adorno; no tienen ningún sentido del tiempo porque no tienen prisa. El sentido del tiempo surje de la prisa, todo está temblando y todo está en juego, un minuto tarde y lo haz perdido todo. Y si preguntas al hombre ¿a dónde vas? Tan solo iba al cine, pero apretaba la bocina como si se fuese a perder algo grande, una experiencia vital.

El mundo se mueve sin ningún sentido del tiempo. Los relojes no existen para los árboles o para los pájaros. El hombre existe con tiempo y preocupación. La preocupación parece ser sexual, la preocupación de conseguir orgasmo sexual. Siempre que un hombre hace el amor a una mujer, será preocupado si será capaz de satisfacer a la mujer o no. Preocupado si podrá probar si e sun hombre o no; hay un preocupación y prisa por probar algo y por eso hierra; hay una eyaculación pero orgasmo no.

El orgasmo es un fenómeno diferente, solo sucede cuando noe stás preocupado, cuando no vas detrás de un objetivo buscando algo, sucede cuando tú no tienes el control sino la naturaleza.

Pero el hombre está preocupado y esa preocupación sexual es la causa de todas las preocupaciones porque está intentando probarse a si mismo en todas partes. No hay ninguna necesidades de que te pruebes. Eres perfecto. Ninguna mujer se preocupa por probarse, da por supuesto que es perfecta, vive de forma muy relajada. Podrían parecer perezosa, pero no son perezosas, están disfrutando.

Lao Tse dice que la existencia parece más femenina. No está diciendo que la existencia es femenina, no intenta probar que la existencia es femenina; no está a favor del movimiento de liberación. Simplemente está dando una analogía. Un hombre también puede ser femenino. Buda es femenino, Lao Tse es femenino, Jesús es femenino; ellos viven en el momento sin prisa, disfruta el momento.

Jesús dice a sus discipulos: “Mirad los lirios del campo. Qué  bellos son” ¿Cuál es el secreto de los lirios? Están floreciendo aquí y ahora, no les preocupa lo que le sucederá en el momento siguiente. El momento siguiente aún no ha entrado en su consciencia.

Un hombre puede vivir una existencia femenina, entonces se transforma en un místico. Así que todos los místicos se vuelven femenino en cierta forma y ellos son los verdaderos hombres religiosos, no los fundadores de la religión. Existieron como un hombre no tenso.

Buda no es el fundador del budismo, los discípulos son los fundadores. Jesús no es el fundador del cristianismo, sus apóstoles fueron los fundadores.

Si puedes encontrar la llave para abrir la puerta de la mística femenina, has abierto la puerta de la existencia. Todo el mundo tiene que entrar por esa puerta sin tensión, equilibrado, satisfecho; ese es el secreto del ser femenino.

Hay dos posibilidades de malinterpretación. Las mujeres pueden interpretar que no tienen nada que hacer, y los hombres pueden malinterpretar que Lao Tse no es para ellos. No, es para ambos. Recuerda, las mujeres no son mujeres puras; ellas mismas han perdido la mística femenina, tienen que ganarla denuevo.

Todo el mundo tiene que volver a la madre, esa es la mística femenina. Has nacido en el útero de la madre y tienes que encontrar denuevo en la existencia. Si lo encuentras, la misma calidez, el mismo cuidado, entonces la existencia se convierte en tu hogar, en tu madre.

Los indúes al llamar madre a su Dios están mejor que los cristianos que siguen llamando padre a su Dios. Estas religiones están orientadas al hombre por eso han sido violentas. En el nombre de la religión han estado matando y nada más. El budismo no ha matado, el jainismo no ha matado, porque está inclinado a la mística femenina. Con Lao Tse no existe una religión organizada.

Una vez que la religión se vuelve organizada se vuelve violenta. Una organización es violenta, tiene que luchar para abrirse camino, está destinada a convertirse en hombre. La organización es masculina, la religión es femenina.

Unos discípulos del diablo llegaorn muy preocupados y le dijeron “Por qué estás tan sentado, De nuevo un hombre se ha convertido en Buda, se ha iluminado; tenemos que hacer algo proque sino transformará a la gente” El diablo dijo “No os preocupéis, yo trabajo mediante los discípulos, ya envié algunos discípulos y los rodearán y crearán una organización, y entonces ya no hay nada qué preocuparse” Una vez que haya un papa se habrán olvidado de cristo.

Las mujeres no crean la religión, pero más mujeres se interesan en la religión. Mira en una iglesia verás que hay más mujeres que hombres, y esos hombres pueden que hayan ido porque ha ido su  esposa. La mujeres pueden entrar en armonía más facilmente porque son madres. El hombre encontrará más dificil regresar: tiene tensión y compromisos.

Si el hogar es para las chicas, entonces el sentirse en casa también es para las chicas; entonces los hombres nunca están en casa y meditación es sentirse en casa, te llena de calma. No mires la existencia como una lucha o guerra, sino como una relajación infinita.