Saltar al contenido

El único pecado que existe

COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!



Lao Tse dice: Templa una espada hasta afilarla al máximo y su filo no durará mucho. Cuando todo es demasiado está destinado a ser arrebatado..

Sucedió una vez que un seguidor de Lao Tse fue hecho juez, el primer caso que llegó ante él en la corte fue el de un ladrón que había confesado haber robado, el caso estaba claro, el ladrón había confesado, las cosas habían sido encontradas pero el seguidor de Lao Tse asumió un enfoque y una actitud muy extraños con respecto al caso; envió al ladrón a prisión por seis meses y también mandó a prisión al hombre al que había robado,  por supuesto el rico no podía creerlo. Qué tontería! le habían robado sus cosas, ¿por qué le estaban sentenciando?

El discípulo de Lao Tse dijo: has acumulado demasiado, si voy a la raíz misma del problema tú has provocado a este hombre para que robe, en todo el pueblo la gente es pobre, casi se muere de hambre, y tú sigues apilando riquezas,  todo tiene un límite, si buscas el auténtico criminal entonces tú eres el auténtico criminal, tú empezaste todo esto primero, el ladrón es sólo una víctima, sé que no pudo controlarse. Esa es su falta, pero tú acumulaste demasiado y cuando las riquezas se acumulan demasiado en un hombre, la sociedad no puede seguir siendo moral. No puede seguir siendo moral pues abundarán los ladrones, sucederán robos, sucederán asesinatos, sucederán todo tipo de inmoralidades, tienen que suceder.

El juez fue destituido, el emperador dijo “esto es demasiado, este hombre realmente es peligroso, algún día me cogerá porque si busca raíces aún más profundas me encontrará, hay que destituir a este hombre”

Si almacenas demasiado, será robado, no estará seguro,  permanece en los límites. Permanece equilibrado: demasiada pobreza es mala,  demasiada riqueza es mala, demasiado es malo, en realidad para Lao Tse demasiado es el único pecado. No hagas demasiado, no exageres y entonces la vida es un flujo la vida.

Lao Tse dice que cuando el oro y el jade llenan tu sala no podrás mantenerlos seguros, cuando todo es demasiado está destinado a ser arrebatado. 

No obstante, esto no quiere decir que debas tener carencias… La vida debe ser abundante en todo sentido, un rico sin vida espiritual está tan mal como un pobre con mucha vida espiritual pero sin riqueza.

Hay una anécdota muy hermosa de Alejandro Magno con Diógenes. Alejandro Magno había conquistado todo, sin embargo no era feliz pero una vez se topó con Diógenes quien tomaba el sol, era un mendigo con fama de sabiduria. Al ver la felicidad y serenidad del mendigo le confesó:

-Si Dios me concede que vuelva a nacer, le pediré que no me haga Alejandro, sino Diógenes.

Diógenes soltó una carcajada y llamó a su perro y le dijo:
-Fíjate las tonterías que dice. En la siguiente vida quiere ser Diógenes. ¿Por qué en la siguiente vida? ¿Por qué retrasarlo? ¿Quién sabe nada de la próxima vida? Si incluso el próximo día es incierto … ¿qué decir de la próxima vida? Si realmente quieres ser un Diógenes, puedes serlo ahora mismo. Tira tu ropa al río y olvídate de conquistar el mundo. Ésa es la mayor de las estupideces. Has reconocido que eres desgraciado, así que, ¿por qué no ser un Diógenes ahora mismo?

Túmbate aquí, a la orilla del río, donde estoy tomando el sol. Hay sitio en la orilla para los dos.




COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!