Saltar al contenido

Olvida todo lo que los cristianos te han dicho y deja que Cristo se sumerja en tu Ser




Existe un hermoso dicho de Jesús. Es inmensamente significativo. Un día cristo le dijo a tomás: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al padre si no es por mí. 

¿Esos sacerdotes misioneros y cristianos que van convirtiendo a todo el mundo al cristianismo están en lo cierto? ¿es correcta su interpretación? ¿o tiene jesús algo más?

En el Bhagavad gita también existe una afirmación que los hindúes malinterpretan. Krishna dijo “Deja todas las religiones. Olvida todas las religiones y ven a mis pies porque sólo a través de mí se llega a Dios” Los hindúes están muy contentos con esta afirmación.

krishna lo dijo muy claramente: “Olvida todas las religiones. Deja todo tipo de otras religiones y mantente junto a mí. Quédate a mis pies. Ven a mis pies, son los puentes hacia Dios. Los únicos puentes”

Las dos afirmaciones son lo mismo. Significan lo mismo y ambas han sido malinterpretadas. El malentendido viene de los sacerdotes y de los políticos, aquellos que tratan de convertir la religión en estrategias organizacionales políticas. Jesús le dijo a Tomás “Yo soy el camino, Yo soy”

En realidad ¿qué trata de expresar jesus al decir “yo soy”? Esto tiene que ser comprendido. Al decir “yo soy” no se está refiriendo a él. Simplemente significa la conciencia interior. Éste “yo soy” es el único camino. Si puedes comprender este “yo soy” lo que es, lo que esta consciencia es, has encontrado el camino.

No tiene nada que ver con jesús ni con krishna. Si yo puedo penetrar en tu conciencia. Si tú puedes sentir, ver, darte cuenta de la naturaleza de tu conciencia. Ese es el camino. La meditación es el camino, no cristo ni krishna, ni mahoma. ¿Quién soy yo?  esta pregunta será el camino.

La única pregunta relevante es ¿quién soy yo? Empieza a hacerte esta pregunta. Deja que esta pregunta sea un fuego dentro de ti. Incendiate con ella. Deja que cada célula de tu cuerpo y de tu ser,  que cada fibra de tu existencia vibre con ella. Y deja que la pregunta brote desde tu más profundo centro. ¿Quién soy yo? Y continúa preguntandolo. No aceptes cualquier respuesta dada por la mente. Si has leído los Upanishads, allí se dice que tú eres Dios.

Tu mente te dirá: ¿por qué me lo preguntas una y otra vez? Ya sé la respuesta: “Tú eres dios y quédate en silencio” O si eres cristiano y has leído la biblia repetidas veces,  sabes que el reino de Dios está dentro de ti.  Así pues ¿quién soy yo? Tu mente responderá… “el reino de Dios y ahora quédate en silencio” Ninguna respuesta dada por la cabeza tiene que ser aceptada. Ninguna respuesta desde la memoria o el conocimiento tiene que ser aceptada. Todas las respuestas tienen que ser arrojadas dentro del torbellino de la pregunta, ¿quién soy yo?  llega un momento en que todas las respuestas desaparecen, y lo único que queda es la pregunta sola, como una columna de fuego.

Estás ardiendo con ella. No eres más que una búsqueda sedienta apasionada.  ¿Quién soy yo? Cuando la pregunta haya quemado todas las respuestas,  arderá también. Se consumirá a sí misma. Y una vez que la pregunta haya desaparecido también entonces habrá silencio. Ese silencio es la respuesta. y esa es la puerta del portal el camino la verdad. 

Hay que tener cuidado cuando jesús dice: “Yo soy el camino” Quiere decir que Ése dentro de ti, se llama a sí mismo yo soy, es el camino. Tu conciencia interior es el camino. No tiene nada que ver con Jesús. No por sujetar los pies de jesús vas a ir a alguna parte. No por rezar a Jesús vas a ir a alguna parte. Escucha lo que está diciendo..

Todo maestro te hace regresar a ti mismo. Porque finalmente Dios está oculto dentro de ti, como de mí, como lo está dentro del maestro. Tú llevas tu luz dentro de ti. Lo único que tienes que hacer y mirar hacia adentro.

Ahora analicemos un poco más el dicho de Jesús cuando le dice a Tomás: “Yo soy el camino. La verdad” ¿Qué quiere decir? Que en tu mismísima conciencia está la verdad. Cuando te vuelves totalmente consciente eres toda la verdad. Tú eres la verdad. Jesús también menciona a la vida: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” ¿Qué quiere decir? La vida es “yo soy” que es conciencia, que es atención. Esto es la vida, la vida que conoces, la vida ordinaria. “Yo soy el camino”. El camino que une la vida ordinaria con la extraordinaria. El camino que une al hombre con Cristo. El camino que une al cuerpo con el alma.

Y también eres el objetivo supremo. El destino. Eres el principio, el medio y el fin. Eso eres tú ahora mismo. Jesús menciona “Nadie va al padre, si no es por mi” Nadie jamás ha entrado en Dios salvo que haya entrado en su conciencia, hasta que haya entrado de la cualidad de su “yo soy” Este es el significado, es el significado de krishna,  de Cristo, y de todos los maestros. Deja que Cristo se sumerja en la profundidad de tu ser, deja que sea tu palpitar. Es la única forma de meditar sobre él. Es la única manera de llegar a su significado. Olvida todo lo que los cristianos han dicho, todas esas afirmaciones dogmáticas son chovinistas. Olvida todo lo que los teólogos han puesto sobre las afirmaciones de Jesús. Pon  a un lado todo lo que ha sido enseñado, y entra directamente en éste y otros dichos de jesús y medita. El beneficio será inmenso. Serás bendecido.