Saltar al contenido

Única Ley Universal Para Ser Feliz Por Siempre

COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!



La única ley universal para ser feliz por siempre es la siguiente: “Aquello que tiene causa nunca es eterno”. En consecuencia si quieres ser feliz por siempre no busques un motivo. No busques una causa. No busques una situación especial para serlo, porque lo que tiene causa es momentáneo, pasajero, fugaz. Aquello que tiene causa es temporal porque cuando la causa desaparece aquello desaparece.

Lo que no tiene causa va a estar por siempre jamás porque no hay nada que pueda destruirlo.

La verdadera felicidad no puede tener motivo alguno. Si puedes encontrar el motivo tu felicidad no es real. No es auténtica. No está fluyendo de lo más profundo de tu ser. Tú solo la estás manipulando, la estás fingiendo.

Cuando la felicidad es un gozo fingido puedes encontrar el motivo. No obstante cuando la felicidad, es verdadera es tan misteriosa que no puedes encontrar un motivo. Si le preguntas a un Buda “por qué  estás feliz? él se encogerá de hombros a lo mucho te dirá “No preguntes. En vez de preguntar por qué estoy dichoso, averigua por qué tú no lo  estás”

La felicidad es algo que se parece a un pequeño manantial en la montaña. Cuando no hay obstáculos el manantial fluye. Cuando hay rocas en medio no puede fluir.  Al remover las rocas no estás creando un manantial, solo remueves lo negativo, solo remueves el obstáculo. El manantial ya existía pero no podía fluir a causa de las rocas. Cuando quitas las rocas no estás creando el manantial. El manantial ya estaba allí, al quitar las rocas has quitado lo negativo, el obstáculo. Entonces el manantial fluye, por lo tanto si alguien pregunta por qué fluye el manantial, pues porque está allí, por eso es que fluye si no está fluyendo entonces hay una causa. Deja que esto penetre en ti profundamente porque este también es tu problema.

Tu felicidad es condicional. Cuando tienes éxito te sientes feliz. Cuando fracasas te sientes infeliz. Tu felicidad depende de alguna causa. Recuerda, tú no siempre puedes cantar. Incluso cuando cantas tu canción no siempre tendrá la melodía, algunas veces será simplemente delicia y otras solo una repetición muerta y apagada.

Algunas veces cuando llega el amigo, cuando encuentras un amor te sientes feliz. Algunas veces cuando se ha ido el amigo, cuando el amado ya no está, te sientes infeliz.

Tu felicidad y su infelicidad han sido producidas por lo externo, no es algo que fluye interiormente, no es algo que te pertenece. Una felicidad así no tiene mérito porque sigues siendo un esclavo. No eres el maestro.

Los taoístas llaman “maestro” a una persona cuya felicidad es absolutamente suya.

Si se conoce el motivo de la felicidad otros también pueden cultivarlo. Si alguien dice “al ponerme de cabeza me vuelvo muy feliz” entonces tú también te pones de cabeza y llegas a ser feliz, la felicidad se vuelve por consiguiente algo que puede ser manipulado así es la gente unos imitan a otros, y en realidad la felicidad no tiene motivo, el día que entiendas esto podrás ser feliz .

La actitud radical del tao en su conjunto expresa que tú puedes ser feliz en este momento, esto quiere decir que no existe el motivo así que no hace falta practicar, es sólo un asunto de aceptarlo. Ya está presente! Es sólo cuestión de aceptarlo. Dos está ahí, tú lo aceptas, eso es todo.

Tienes que aceptarlo. La felicidad no va a entrar en tu ser si en tu puerta está escrito que no se acepta a nadie sin tu permiso. Y si en algún momento sientes infelicidad vuélvete consciente, aunque el sufrimiento sea tan fuerte y estén brotando lágrimas de tus ojos, siéntate y hazte consciente. Con la consciencia el sufrimiento desaparece.

Un gran abrazo.




COMPARTE ESTA ENTRADA CON TUS AMIGOS!